Entrevista a Luis Miguel Parra

Entrevista a Luis Miguel Parra

Luis Miguel Parra es el jugador más veterano de la Escuela de fútbol de Valdemoro. A sus 42 años sigue dando guerra y es el gran referente para todos sus compañeros. Sus inicios en el fútbol fueron en la Flor de Leganés, jugó en el Aviación durante 26 años y después una temporada en el Villaverde hasta llegar a la Escuela.



Comenzó jugando de lateral derecho pero se consolidó como defensa central con el paso del tiempo. Entre sus mayores logros están dos ascensos de Primera a Preferente con el Aviación y una de Tercera Regional a Segunda vistiendo la camiseta de la EFV hace dos temporadas.  Este año puede llegar su cuarto ascenso y tanto él como el resto de la primera plantilla pueden conseguirlo si continúan con la gran temporada que están realizando.

 

P: ¿Cuál es tu secreto para seguir al pie del cañón con la edad que tienes?

R: Trabajo, esfuerzo y mucho entrenamiento. Es imposible estar a la altura de los jóvenes así que tengo que trabajar el doble. También es muy importante cuidarse y tener una buena alimentación.

Parra jugando con el Aviación

P: ¿Cómo ha cambiado el fútbol desde que empezaste a jugar?

R: Ha cambiado muchísimo, no tiene nada que ver. Ahora mismo los futbolistas tienen de todo, tienen chinchetas, balones para cada jugador, campos de césped, todo tipo de botas. A la hora de jugar ha cambiado la modalidad, el ‘tiki taka’ del F.C Barcelona ha hecho mucho daño porque parece que ahora todos tienen que jugar a eso. En cuanto a la cultura del futbolista no entiendo que después de un entrenamiento no se duche nadie y que hayan tan poco compromiso en los entrenamientos, ya que antiguamente un jugador que estaba lesionado estaba obligado a bajar a ver a sus compañeros.

P: ¿Cuál es tu recuerdo más bonito en el fútbol?

R: Tengo muchos, pero me quedo con la piña que hacíamos después de jugar, juntarnos 20 personas e ir a un bar a tomar cervezas hasta las seis de la tarde. Fue muy bonito porque aunque los resultados no fueran buenos siempre estábamos ahí. El mejor recuerdo que tengo son los amigos que he hecho en el fútbol.

Parra conduciendo el balón

P: ¿Cómo ha sido tu llegada a la Escuela?

R: Siempre he sido un hombre de club como el Aviación y nunca me ha gustado dejarlo. Cambiaron mucho las cosas allí y hablé con Yosu para venir. Aquí estoy muy contento.

P: ¿Qué te parece la temporada que está haciendo el primer equipo hasta la fecha?

R: Muy bien. Se está haciendo una campaña muy buena y hay un gran trabajo detrás de los resultados. Este año hay menos problemas, se ha conseguido formar un grupo humilde y hay más piña que la temporada pasada.

 

P: ¿Crees que la incorporación de los jugadores de la cantera este año ha dado un plus a la plantilla?

R: Por supuesto. Ahora mismo casi todos los que subieron de juvenil este año juegan de titulares y los que subieron hace dos años también. Creo que la cantera viene pisando muy fuerte. Tienen que escuchar más y aprender de los más mayores y poco a poco lo van haciendo junto a las nuevas incorporaciones de esta temporada.

Parra durante un partido esta temporada

P: ¿Crees en el ascenso?

R: Sí lo creo pero hay que tener los pies en el suelo. Somos una plantilla muy joven con una media de edad de 21 años sin contarme a mí y creo que el club, el cuerpo técnico y los compañeros deben estar orgullosos de lo que se está haciendo. Es la segunda temporada que estamos en Segunda Regional y me quito el sombrero con la campaña que estamos haciendo. Para mí, ascendamos o no, el éxito ya está conseguido.

P: Como anécdota, ¿por qué no celebras los goles con tu equipo?

R: Nunca me ha dado mucha suerte. Todos los veteranos tienen muchas manías y esa es una de ellas.



P: Tu hijo está jugando también en la EFV, ¿cómo valoras la enseñanza que está recibiendo aquí?

R: Es buena. La Escuela hace una gran labor con la Liga de F7 porque da una oportunidad de jugar a niños que en otro lado no podrían. Antes cuando ibas a un equipo si valías te quedabas y si no te ibas fuera, y lo que hacen aquí es muy importante porque hay niños que no pueden jugar al fútbol o que no les quieren en otros sitios y vienen aquí a jugar. Los monitores les enseñan bien pero creo que desde niños hay que enseñarles educación deportiva más allá de enseñarles a tirar o regatear. Tienen que venir a entrenar todos los días aunque llueva o haga frío y deben ducharse después de entrenar.

Luego también hay un grave problema con los padres. Todos se creen que sus hijos son Cristiano Ronaldo y nos equivocamos. Un niño lo que tiene que hacer es disfrutar de esto y que se divierta.

P: Cuando cuelgues las botas, ¿te ves en los banquillos?

R: Nunca lo he descartado pero a largo plazo. Yo de fútbol no soy el que más sabe pero puedo enseñar compañerismo y educación porque hay valores que están por encima del fútbol. Lo que haces en un campo de fútbol es lo que haces en tu vida y es importante enseñar a ser humildes, trabajadores y buenos compañeros. Un buen entrenador no es solo el que consigue buenos resultados, también es un buen gestor y un buen psicólogo del futbolista.

P: Un consejo para los jóvenes.

R: Que escuchen a sus monitores y entrenadores que son los que les quieren enseñar y no a los padres, y que sean humildes y trabajadores porque con con el trabajo todo se consigue.

 

 

Entrevista realizada por David Martínez Sánchez

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies